APERITIVO CON QUESO, PUERRO CARAMELIZADO Y MERMELADA DE TOMATE.

recetasdetostas

Este aperitivo se puede hacer con cualquier queso cremoso. He utilizado queso de cabra pero con queso brie también está estupendo.

A veces, en lugar de pistachos, utilizo almendras tostadas o pimiento rojo seco frito que trituro con los dedos o con el mortero. Si te soy sincera es como más me gusta esta tapa…con pimiento seco. Los de la Mancha son especiales porque tienen una carne que otros no poseen.

Lo que quiero decir es que debe haber contraste dulce-salado y también un toque crujiente.

Ingredientes:

Rebanadas de pan tostadas en el horno.

Queso de cabra

Mermelada de tomate o tomate caramelizado.

Pistachos tostados

Pimienta negra molida

2 puerros grandes

Aceite de oliva virgen extra. (Ya sabes que en el blog usamos Dehesa de Almodóvar)

Elaboración:

Tuesta las rebanadas de pan en el horno y reserva.

Pica los puerros en juliana. Aprovecha también la parte verde.

Echa dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra a la sartén y sofríe los puerros a fuego medio para que caramelicen con sus propios jugos. Ver notas al final.

Coloca un poco del puerro caramelizado sobre el pan.

Encima una rodaja de queso.

Sobre el queso echa tomate caramelizado.

Para terminar espolvorea algo de pimienta negra y pistachos tostados. Puedes romperlos con tus dedos o con el mortero.

Un hilo de aceite de oliva virgen extra variedad arbequina o picual le va a dar un toque rico rico.

puerrocaramelizadoqueso

Notas:

  • Te puede servir de ayuda leer cómo caramelizo la cebolla sin sal ni azúcar. Pincha aquí.
  • Saca el queso de la nevera una media hora antes para que esté a temperatura ambiente.
  • Panchitos, anacardos, pistachos, almendras tostadas, avellanas tostadas…usa el fruto seco tostado que te guste o tengas en casa.
  • Si quieres freír un pimiento seco, debes calentar el aceite y echar el pimiento. No lo dejes más de dos segundos en el aceite porque se queman con facilidad y amarguean. Es vuelta y vuelta. Les echo sal en el interior y los frío. Los saco rápidamente del aceite y los escurro. Según se van enfriando se van poniendo más crujientes. Para mi son un vicio.

Va por ti.

 

 

TUMBALOBOS MANCHEGO. COMIDAS TÍPICAS DE CASTILLA LA MANCHA.

recetaoriginaltumbalobosmanchego

Habrá muchas versiones de este plato. Una de ellas ya la publiqué hace tiempo y es el moje o pique que hace mi madre en casa y aunque ella siempre le ha llamado tumbalobos, nada tiene que ver con este, que, si no es el verdadero, poco le falta.

También hay quien lo hace sin cocinar como si de una ensalada se tratase. Como ya he dicho más arriba, interpretaciones de este plato hay muchas.

Cuanto más picante sea, más tumbalobos será. Pero esto va a gusto del consumidor. No todo el mundo tolera del mismo modo el picante.

Me gusta usar guindillas secas y suelo echarle un par de ellas, pero en esta ocasión, solamente tenía en casa guindillas cayenas y como había quien tolera poco el picante, sólo utilicé seis.

En los ingredientes, pondré esa cantidad, pero tú, hazlo a tu gusto. Si lo quieres más picante, ya sabes lo que tienes que hacer.

Otra cosa: en lugar de usar un bote de tomate troceado, puedes hacerlo con 1kg o kilo y medio de tomates pero tendrás que escaldarlos para pelarlos con facilidad sin perder su jugo y trocearlos.

Y aclarado todo esto, te dejo los ingredientes y la elaboración. Como verás, el tumbalobos es una receta sencilla de hacer y te aseguro que es perfecta para tomar con una cerveza o un buen vino de la tierra.

¡Ah! se me olvidaba algo muy importante. Lo ideal para hacer el tumbalobos es usar caldo de la caldereta. Normalmente estas dos recetas van unidas. Mientras la caldereta se termina de hacer, se suele comer el tumbalobos que se puede hacer en el rescoldo de una lumbre de chimenea pero bueno, a falta de chimenea, lo haremos en la cocina de casa que también sale estupendo.

Una ventaja es que se puede tener hecho y guardado en la nevera durante un par de días..si llega, porque en mi caso, no dura ni un asalto.

tumbalobos

Ingredientes:

1 bote de tomate troceado o 1kg y 1/2 de tomates

2 cebollas tiernas no pequeñas. Más bien medianas tirando a grandes.

5 dientes de ajo morado

6 guindillas secas (cayena)

2 pimientos choriceros secos

1 rebanada de barra de pan no muy grande (en esta ocasión he usado barra)

100ml de aceite de oliva virgen extra (unas 10 cucharadas soperas)

200ml o un vaso de caldo de la caldereta o agua

1/2 cuchara de postre de cominos molidos

Sal

Pan

tumbalobosreceta

Elaboración:

Fríe en una sartén las guindillas rotas con los dedos y los ajos picados.

Cuando estén fritos, los sacas y reservas en un plato o fuente.

Fríe los pimientos choriceros que previamente has roto con los dedos. (ver notas al final)

Reserva los pimientos junto a las guindillas y los ajos.

Finalmente, en ese aceite, fríe la rebanada de pan.

Escurre muy bien y reserva en el mismo plato.

Por otro lado, pica muy fino o en brunoise, las cebolletas y fríelas en el aceite que ha quedado. Cuando estén doradas, añade el tomate y deja que se haga a fuego medio. Tardará unos 15 o 20 minutos como mucho.

Mientras tanto, maja con algo de sal y en un mortero los ajos, las guindillas, los pimientos y el pan que tienes reservados.

Cuando el tomate esté listo, añades el majado, los cominos molidos y un vaso de caldo de carne o agua. Dejas que cueza unos minutos para que se mezclen bien los sabores y amalgame.

Debe quedar una salsa más bien espesa. Hay a quien le gusta más picado, pero yo lo prefiero con tropezones.

tumbalobosmanchegoSe sirve en la misma sartén o en una escudilla de barro.

Me gusta comerlo con rebanadas de pan tostado.

recetatumbalobos

Una para ti y otra para mi.

Notas:

  • Una vez terminado, puedes picar cebolla tierna o cebolleta y mezclarlo con el tumbalobos. 
  • Los pimientos secos o choriceros se deben freír a fuego medio-alto y sólo unos segundos por cada lado porque se queman rápidamente y su sabor resulta amargo. Cuando ya están en el plato, terminan de ponerse crujientes según se van enfriando. Si los fríes enteros, quítales el pedúnculo y saca las semillas. Echa algo de sal por dentro y fríelos en abundante aceite a temperatura media. Sólo unos segundos por cada lado para evitar que se quemen. Deben quedar de color rojo vivo y no negros. Para esta receta es mejor freírlos en trocitos pero para acompañar las migas, es mejor enteros.
  • Ojo si usas tomate de bote. Debe ser troceado y NO triturado. Lo suyo es que el tumbalobos tenga tropezones.
  • La graci-a está en el picante. Cuanto más pique, mejor. ;)

Va por ti.

TOMATES VERDES FRITOS

 

¡Cómo me gustan! Conocí la receta gracias a la película, que por cierto, es una de las más bonitas que he visto. De las que se quedan en esa lista de grandes peliculones. ¿A qué si?

Los tomates de la foto son de este verano. Los hice un día que mi madre me dió unos tomates verdes, de esos feos de la huerta pero que están muy ricos y saben a tomate. No como los que venden en los grandes supermercados que no saben a nada..

El caso es que no recordaba que tenía las fotos y hoy cuando las he visto, no lo he dudado dos veces..Tenía que publicarlo, que para eso las hice en su momento.

Aquel día no hice salsa para acompañarlos, en realidad nunca la hago, pero si suelo echárles un chorrito de miel de caña una vez están en el plato. Ahora me pregunto como estarán si los combino con los tomates caramelizados. Tendré que comprobarlo un día de estos.

Ingredientes:

2 Tomates Verdes, pero verdes verdes
2 Huevos
Un chorrito de Leche
3 Cucharadas de Harina
1 Cucharada de Harina de Maíz (opcional)
Sal
Pimienta Negra
Pan rallado finito
Pan rallado grueso (opcional)
Aceite de Oliva, de girasol o el que uséis para freír.

Preparación:

Se cortan en rodajas los tomates y se colocan sobre una rejilla para que escurran el agua.

Yo pongo un papel absorbente debajo y les echo sal a los tomates por las dos caras.

Bato los huevos y les añado un pelín de leche.

En un cuenco echo pan rallado, sal y pimienta. Lo echo a ojo de buen cubero.

Cuando han pasado entre quince y treinta minutos, termino de secar los tomates con papel de cocina y los paso por harina, huevo y pan rallado, al que me gusta añadirle pan rallado algo más grueso para que de un toque crujiente. Siempre suelo hacerlo cuando rebozo o empano algo.

Los freís y listos para comer.

Notas:

Aunque el aceite de oliva virgen extra es el que uso casi siempre para cocinar, a veces, uso el de girasol. Y estos tomates me gustan más si los frío con aceite de girasol.