PATATAS CON BACALAO

patatasbacalaoarroz.JPG
Foto tomada con el móvil

Este es uno de los guisos que me encantaban de pequeña. Recuerdo que mi abuela Amparo lo hacía alguna que otra vez y a mi madre le salía y le sigue saliendo también muy rico y ha sido ella la que ha conseguido que esta sea una de las recetas que más gusta a mis hijos. En este caso, las abuelas han jugado un papel importante y por eso esta receta, tenía que estar en mis comidas manchegas favoritas, esa sección que dedico a las comidas de mi vida por lo que me gustan y por los recuerdos que me traen.

Es un plato que se hace durante todo el año, pero que cobra más protagonismo durante Semana Santa o los viernes de Cuaresma.

Sobra decir que el bacalao hay que desalarlo 24 horas antes cambiando el agua cada 4 o 6 horas. Si lo empiezas a desalar 48 horas antes, puedes cambiar el agua cada 8 horas.

Ingredientes (5-6personas):

500-600g de bacalao en salazón

1 cebolleta o cebolla tierna grandecita

1 pimiento verde

2-3 dientes de ajo morado

1/2 cucharadita de postre de pimentón picante

4 patatas medianas

3 puñados de arroz (bomba a ser posible)

Agua

Un par de hohas de laurel

Sal (si fuese necesario)

Aceite de oliva virgen extra (una cucharada por persona y si quieres, una más de regalo)

Un pellizco generoso de orégano (opcional)

Elaboración: 

Picas (a mi me gusta en brunoise) la cebolleta, el pimiento y los ajos.

Lo sofríes todo junto con las hojas de laurel. Si quieres, puedes añadir un poco de orégano, le dará buen gusto.

Cuando esté todo sofrito, añades el bacalao que previamente has partido en trocitos ni muy grandes ni muy pequeños.

Fríes un poco el bacalao y lo retiras, dejándolo en un plato o fuente. Procura que sacar sólo el bacalao y deja en el cazo los demás ingredientes del sofrito.

Añades el pimentón y seguidamente el agua para evitar que el pimentón se queme y amargue. La cantidad de agua la echo a ojo. Calculo para que cubra las patatas unos cuatro dedos por encima y me de para cocer el arroz sin que se asure. Asurado es la palabra que usamos en mi casa cuando un guiso se queda sin caldo.

Después, pelas las patatas y las partes en trocitos pequeños pero rompiéndolas un poco para que liguen el caldo. Ya sabes..

Cuando las patatas estén a media cocción, añades el arroz y el bacalao.

El guiso estará hecho cuando el arroz esté cocido.

Si es necesario, rectificas de sal.

¡Y ya está! ¡A disfrutarlo!

Esta vez, con tu permiso, va por mi madre y por mi abuela Amparo.

BUÑUELOS DE BACALAO

buñuelosdebacalaorecetabuena
Foto tomada con el móvil

No iba a publicar la receta. De hecho, me iba a conformar con subirla a la página facebook de este blog, pero varias personas me comentaron que jamás los habían hecho y eso es lo que me ha llevado a publicar.

Como he dicho, fueron varias, pero si me lo hubiese pedido tan sólo una persona, lo hubiese publicado igualmente. Vuestros deseos son órdenes para mi. Los lectores sois lo más importante del blog. Sois los que hacéis que esto siga adelante.

Ingredientes:

150-200g de bacalao en salazón
250ml de agua
3 huevos
Perejil (opcional)
125g de harina
1 cucharadita de postre de levadura química
50g de mantequilla
Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Desala el bacalao 24horas antes cambiando el agua cada 6 u 8 horas.

Una vez desalado, lo haces migas, le quitas las espinas y lo reservas en un plato. Hazlo con mucho cuidado. No debe quedar ni una raspa.

Pon a hervir el agua y la mantequilla. Cuando esté disuelta añade la harina con la levadura.

Retira del fuego y  mezcla muy bien hasta que la masa quede sin grumos. Lo puedes hacer con varillas. Quedará compacta pero con los huevos se suavizará y aligerará quedando como en la foto.

masabuñuelos
Foto tomada con el móvil.

Añade un huevo y mezcla. Cuando lo haya absorbido la masa, añade el otro huevo y así hasta usar los tres huevos.

Echa el bacalao desmigado sin espinas y mezcla durante uno o dos minutos a fuego suave. Si quieres puedes añadir perejil picado. El resultado es una masa algo pegajosa que se tiene que enfriar un poco antes de formar y freír los buñuelos.

Cuando la masa se haya enfriado un poco, echa abundante aceite de oliva virgen extra a la sartén y caliéntalo a fuego medio.

Forma los buñuelos con dos cucharitas de postre (coge una cucharita de masa y le das forma pasando la masa de una a otra dos o tres veces).

Fríelos hasta que se doren. Si pones el fuego fuerte, se quemarán por fuera y no se harán por dentro.

Para quitar el exceso de grasa, colócalos en un colador con un recipiente debajo para que escurran el exceso de grasa.

Quedan muy blanditos y riquísimos. Es mejor comerlos calentitos o templados aunque hay a quien le gustan a temperatura ambiente.

Si quieres, los puedes acompañar con una salsa. El asadillo manchego pasado por la batidora hasta quedar hecho un puré, le va bastante bien. Aunque también lo puedes dejar sin triturar..¡a tu gusto! :)

Nota:

Se le puede echar ajo, pero yo nunca los hago así. Lo que suelo añadir es perejil, y no siempre.

Va por ti.

CANAPÉS DE TARTAR DE ATÚN ROJO

tartaratúnrojocanapespepino

 

El tartar de atún es una de mis debilidades y por fin he perdido el miedo a hacerlo en casa. ¡Ya era hora!

Es muy sencillo de hacer y teniendo cuidado de mantener frío el pescado en todo momento, te das cuenta de que no pasa nada.

Hay que picarlo todo con cuchillo, así que, ármate de paciencia y de cariño.

En un principio iba a ser plato principal, pero a última hora decidí hacer canapés y me puse a cortar rodajitas de pepino para usarlas como base y tomar el tartar como aperitivo.

Ingredientes:

500g de atún rojo

1 yema de huevo

1 pepino

1 tomate

1 zanahoria

1 cebolleta

2 cucharadas de cebollino picado

Zumo de 1/2 limón

Sal

Pimienta

Perejil

Aceite de oliva virgen extra

Ralladura de limón o de lima (opcional)

Para la salsa *:  

1 ó 2 cucharadas de salsa de soja

1 cucharada de miel

1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

Un “guisante” de Wasabi (opcional)

Elaboración:

Pon a cocer el huevo. A mi me gusta echarlo con el agua fría y contar 7 minutos desde el momento en que empieza a hervir. Lo retiro, lo dejo enfriar, o lo enfrío bajo el grifo si voy con prisa, y lo pelo.

Mientras el huevo se cuece, pelas y picas el pepino. O bien en brunoise, como dirían los expertos, o bien con un rallador de varias caras y lo haces con la parte que tiene los agujeros más gruesos. Mi consejo es que una vez picado, lo coloques en un colador de rejilla para que vaya escurriendo el agua mientras nos ocupamos del resto de los ingredientes.

Luego pelas y le quitas las semillas al tomate y lo picas igual que hiciste con el pepino.

Con la zanahoria más de lo mismo. Quiero decir que también podrías usar el rallador en lugar de picarla mucho con el cuchillo.

Después vamos con la cebolleta. También en brunoise.

Picas el cebollino.

Colocas todas las verduras en un cuenco.

Separas la yema del huevo que cociste al principio, la pones en un colador de rejilla y la aplastas para que caiga en el bol y se mezcle con las verduras.

Lavas a conciencia el limón. Lo secas muy bien y lo rallas. Reserva la ralladura.

Mezclas muy bien todos los ingredientes y añades una cucharada o dos de aceite de oliva, sal, pimienta y un chorrito de zumo de limón.

Ahora vamos con el atún, que, como ya he dicho antes, hay que picarlo con el cuchillo, con mucho cuidado y sin aplastarlo.

Lo echas a un cuenco y lo aliñas con zumo de limón, sal y pimienta. Recuerda que las verduras también llevan. Lo mezclas muy bien y lo llevas a la nevera mientras preparas la salsa.
Como todo, la salsa va a gusto del consumidor pero a mi me gusta hacerla con dos cucharadas de soja, una de miel de la alcarria y una de aceite de oliva buenecito. La bates bien hasta que emulsione.
Mezclas todos los ingredientes en un mismo cuenco y emplatas. Para ello puedes usar un molde redondo o aprovechar como hago yo las conchas de las vieiras.
Finalmente riegas con la vinagreta y si quieres, espolvoreas algo de ralladura de limón y perejil picado o cebollino.
tartaratunrojocanapesvieira
Notas:
La salsa vinagreta siempre va a gusto. Lo mejor es que añadas los ingredientes poco a poco y vayas probando hasta dar con tu punto.
El wasabi es opcional, pero si quieres darle un toque oriental, le va que ni pintado.
Con los ingredientes, ocurre lo mismo. Tal vez a ti una cebolleta te resulte demasiado y prefieras usar sólo media o menos pepino… Al tartar le pillas el punto cuando lo has hecho más de una vez. Y aunque he dado cantidades, lo mejor es hacerlo a ojo de buen cubero.
¿Lima o limón? Lo que prefieras o lo que haya en casa.
Lo de dejar el huevo cocer 7 minutos desde que el agua rompe a hervir es sólo cuestión de gustos. Prefiero la yema jugosa. De cualquier modo, no es bueno dejarlos más de 10 minutos hirviendo
¿Miedo a comer pescado crudo? ¡Ninguno! Si el pescado es de calidad y es fresco fresquísimo, no pasa nada. Eso si, tienes que mantenerlo frío mientras preparas el tartar. Puedes enfriar los cuencos metiéndolos en el congelador, o puedes usar dos cuencos: uno grande con hielo en el que introduces otro más pequeño con los ingredientes. Y recuerda que puedes y debes mantenerlo en la nevera hasta que lo emplates. Pero que esté frío en todo momento es lo más importante y sobre todo, comerlo en cuanto llegue a la mesa ;P. El fin no justifica los medios en este caso, así que, anímate a preparar tartar de la manera que más cómoda te sea.
Va por ti.