TOSTADAS DE MELOCOTÓN A LA PLANCHA. APERITIVOS CON FRUTA.

recetasconmelocotones

Si. Hoy te voy a obligar a comer fruta pero te lo voy a poner fácil porque esta tostada o tosta no es nada complicada de hacer.

Puedes tostar el pan en la tostadora pero como el horno, no hay nada. En esta ocasión usé tostadora y bueno..serán manías mías, pero me gusta más como quedan en el horno.

Lo hagas donde lo hagas, una vez el pan está tostado, unta por encima algo de requesón.

Coloca alguna hierba aromática que te guste. Yo hice varias. A unas les eché albahaca, a otras orégano y a otras, hierbabuena. ¿Mi preferida? La de albahaca.

Calienta mucho la sartén y con un hilo de aceite de oliva virgen extra dora, por todas partes, los melocotones que previamente has lavado a conciencia y has cortado en cuartos. Yo no los pelo. Como los melocotones con piel. Junto a los albaricoques son mi fruta favorita. Bien maduros son irresistibles.

Sigamos: una vez están dorados por todas partes, los colocas sobre el requesón con sus hierbas.

Terminas añadiendo unos cristales de sal, algo más de la hierba elegida y un hilo de un buen aceite de oliva virgen extra.

melocotonalaplancha

¿Te gusta el aperitivo? ¡Pues, a disfrutar!

tostadamelocoton

Ingredientes:

Pan cortado en rebanadas

Requesón

Melocotones

Sal en escamas

Hierbas aromáticas

Aceite de oliva virgen extra (he usado arbequina pero también me gusta con picual)

tostasmelocoton
Ya sabes que en este blog usamos Aceite de Oliva Virgen Extra Dehesa de Almodóvar.

Va por ti.

LA SANGRÍA DE MI ABUELO

recetadesangria

Una de las muchas cosas que me recuerdan a mi abuelo materno es esta sangría. Siempre tenía una jarrita en la nevera, pero sólo cuando había melocotones. Parece que lo estoy viendo abrir la nevera, sacar la jarra, llenar un vaso e ir a su sillón para disfrutar y saborear cada traguito. Era muy goloso (galgo qué diría un manchego)

El melocotón era su fruta favorita y la de su padre también, por eso se ganó el mote de “cotón” en Puertollano.

El apodo se lo pusieron a mi bisabuelo por la cantidad de melocotones que compraban para él cuando era la temporada. Apodo que salpicó al resto de la familia, a quienes empezaron a llamar “cotones”.

Mi abuelo hacía la sangría igual que su padre, sin bebidas gaseosas ni licores de fruta. Sólo vino blanco, azúcar y melocotones.

Aunque no tiene misterio alguno, quería dejarla en el blog junto al resto de recetas que me recuerdan al abuelo, a su casa o a las comidas de mi madre. (pincha aquí si quieres ver esas recetas)

Pero me dejo de nostalgias e historias y voy ya con los ingredientes, que dicho sea de paso, van a ojo.

La cantidad de azúcar que doy, puede que a ti te parezca poco, o tal vez demasiado. Es orientativa y lo suyo es que vayas probando hasta dar con el punto de dulzor que a ti te guste.

No se el número de cucharadas de azúcar que le echaba mi abuelo pero seguro que eran bastantes porque le gustaba la sangría  muy dulce.

La cantidad de azúcar va a gusto de quién hace la sangría.

sangria Ingredientes:

1 litro de vino blanco (que te guste para beber)

200g de azúcar

2 o 3 melocotones pelados y picados

Hielos

Elaboración:

Mezcla el azúcar con el vino y remueve bien hasta que se disuelva del todo.

Pela y pica en dados los melocotones y échalos a la jarra.

Si lo deseas, puedes añadir unos cubitos de hielo. Mi abuelo también lo hacía.

¡Y ahora a disfrutar de un vasito de sangría!

Notas:

Aguanta varios días en la nevera

Se debe tomar muy frío y debe ser dulce. Ya verás qué sabor más agradable tiene.

sangriavinoblanco

Va por ti.

SOPA FRÍA DE MELOCOTÓN CON FRAMBUESAS Y PISTACHOS

Espero que con esta entrada sí se actualice el blog.

Han pasado semanas sin que eso ocurra, publicaba algo y no se actualizaba en la lista de los seguidores del blog. He probado casi de todo y no encuentro solución. A ver si con el ping que le he hecho al blog se arregla la cosa. No tenía ni idea de lo que era eso hasta que lo vi en el foro de ayuda de Blogger.
En fin,,,¡resignación!

El melocotón es mi fruta favorita y cuando ví esta receta pensé que algún día la tenía que hacer.

Creo que fue en el suplemento dominical de algún periódico, pero cómo no estoy segura, no diré ningún nombre.

El caso es que la apunté en un papel, la guardé en el cajón de las recetas, y en qué buena hora la encontré hace unos días!!

En la vida se me hubiese ocurrido hacer una sopa de melocotón, pero ésta receta llamó mi atención.

Es muy ligera y perfecta cómo primer plato, además de ser una manera más, y diferente de comer ésta fruta.

El melocotón y la frambuesa combinan muy bien con el sabor salado del pistacho.

Siempre que veo melocotones,,, cuando los compro,,,, cuando los como… ó cuando hablo de ellos, me acuerdo de mi abuelo materno, al que le gustaban también mucho, de hecho su apodo era “Cotón” y el de la familia entera “Cotones”, así que yo, también soy “cotona”.

Mi bisabuela era la primera del pueblo en comprar melocotones cuando llegaba la temporada, ganándose así el apodo.

Pero no os voy a aburrir con mis recuerdos, así que, os dejo la receta.

Ingredientes (4 personas):

4 Melocotones maduros
3/4l de Agua
50g de Azúcar
80g de Frambuesas
50g de Pistachos

Preparación:

Ponemos a fuego en un recipiente el agua, el azúcar y los melocotones pelados y troceados.

Cocemos a fuego medio hasta que los melocotones se ablanden (de 10 a 12 minutos).

Trituramos todo con la batidora hasta conseguir una textura semi-líquida.

Enfriamos en el frigo durante 2 horas por lo menos.

Servimos en una copa o plato junto con las frambuesas y los pistachos troceados.