COMO HACER BEBIDAS VEGETALES. LECHE DE ALMENDRAS.

lechedealmendras

Últimamente me ha dado por hacer bebidas vegetales con frutos secos. Bueno, de momento sólo he probado con almendras y nueces, pero lo intentaré también con avellanas en cuanto llegue su época si el avellano es generoso este año.

Las cantidades son las mismas para cualquier variedad: un vaso del fruto seco elegido y cuatro vasos de agua aunque para la leche de nueces, tal vez sea mejor usar sólo tres vasos ya que con cuatro, su sabor es demasiado suave, al menos para mi gusto.

Estoy deseando que llegue el verano para poder hacer esta leche con almendras verdes. Al ser tiernas, no tendré que ponerlas en remojo para que germinen y podremos disfrutar de la leche al instante…¡vamos!, lo que tardemos en cogerlas del árbol, pelarlas y batirlas.

En fin, voy a dejar las elucubraciones y empiezo con lo que interesa.

Más arriba di las proporciones, pero me gusta hacer más cantidad porque en la nevera aguanta varios días. Suelo tomar un vaso al día y la cantidad que sale (unos 2 litros), lo comparto con mis padres que para eso son ellos quienes se encargan de pelar las almendras.

bebidavegetalalmendras

Ingredientes:

1 vaso de almendras peladas (sólo la cáscara, no le quites la piel)
4 vasos de agua
1 paño o tela para colar

Elaboración:

Durante 24 horas deja en remojo las almendras ya peladas.

Pasado ese tiempo, tira ese agua. (yo la uso para regar las plantas)

Echa el vaso de almendras escurridas a la batidora y añade 4 vasos de agua.

Tritura durante 2 minutos o 2’30”.

Sobre un cazo amplio cuela el líquido con ayuda de un paño que irás estrujando y apretando.

Con ayuda de un embudo, llena las botellitas y las metes en la nevera.

Aguanta un par de días o tres como mucho.

Agitar antes usar.

comohacerlechedealmendras

Notas:

Si te apetece, puedes triturar junto a las almendras unos dátiles o echar azúcar o miel si la quieres endulzar, pero con esto añades calorías.

Si la batidora es de vaso, se hace mucho mejor pero con las de brazo también sale.

Si la leche de vaca no te sienta bien, puedes sustituirla por esta bebida vegetal que al ser casera, no lleva tantos conservantes ni azúcares como las industriales.

El paño que uses para colar esta bebida, úsalo sólo para eso.

Yo ya he tomado mi vaso diario. ¿Y tú? ¿Te animas a preparar la tuya propia?

Va por ti

ALMENDRAS GARRAPIÑADAS “BLANDAS”

mejorrecetaalmendrasgarrapin%cc%83adas

No es que sean blandas, evidentemente, pero os aseguro que no son duras y no tenéis que temer por vuestras piezas dentales.

La receta la vió mi padre hace bastante tiempo en Telva Cocina y aunque era con avellanas, él las cambió por almendras.

Las almendras garrapiñadas se deben hacer sin prisas. Las prisas sólo son buenas para los delincuentes y los malos toreros, que dice alguien a quien quiero.

Mi intención era pesar y medir los ingredientes, pero cuando llegué a casa de mis padres, mi padre, ya había pelado las almendras y adelantado algo de trabajo, así que, os tendréis que conformar con medidas.

La receta original era una taza de almendras, una taza de azúcar y tres cuartos de taza de agua, pero para nuestro gusto salían terrones muy grandes de azúcar y por eso, redujimos la cantidad:

Ingredientes:

6 vasos de almendras peladas

4 vasos de azúcar

4 vasos y medio de agua

250g de mantequilla

1 limón

Elaboración:

Quitar la cáscara a las almendras y ponerlas a hervir un minuto. Escurrirlas y pelarlas.

La foto es del post en el que explico, como hacer almendras tostadas en el microondas. Ya os dije más arriba que mi padre había adelantado trabajo y no pude hacer fotos desde el principio.

comopelaralmendras

Después, se echan en una sartén antiadherente las almendras peladas, el azúcar y el agua a fuego medio-alto.

1almendrasgarrapiñadasaguaazucarsarten

Hay que dar vueltas de vez en cuando y llegará un momento en el que al coger un poco de azúcar entre el dedo índice y el pulgar, saldrá como una hebra cuando despeguemos los dedos. Leed si os apetece este post sobre los puntos del almíbar

Este proceso puede llevar aproximadamente una media hora.

Acto seguido, retiramos la sartén del fuego y la dejamos enfriar. No hay que dejar de dar vueltas para evitar que el azúcar se pegue a la sartén. A partir de ahora, debemos tener cuidado con eso.

Una vez el azúcar está blanca y fría (unos 15 minutos), se lleva de nuevo al fuego, pero esta vez, medio-bajo.

almendrasgarrapiñadasblancassecas

Se dan más vueltas hasta que las almendras empiecen a tomar un color dorado y brillante.

Aquí es importante no dejar de dar vueltas ni un segundo porque de lo contrario el azúcar se pegará a la sartén y no a las almendras.

almendrasgarrapiñadaspasoapaso

Una vez las almendras ya están doradas y embadurnadas de azúcar, (aquí viene el truco para que el azúcar no quede tan dura) se echan sobre una capa de mantequilla que previamente habremos extendido sobre la mesa o sobre la encimera.

Debe ser una superficie suficiente para que quepan todas las almendras. Para estas cantidades con un bloque de 250g de mantequilla tendremos bastante.

Se debe extender de manera que quede una capa generosa.

mantequillatrucoalmendrasgarrapiñadasblandas

Se bañan bien las almendras en la mantequilla y después se les echa el zumo de un limón.

Se vuelve a mezclar muy bien todo con las manos y a partir de ese momento podréis disfrutar de unas almendras garrapiñadas sin temer por vuestros dientes.

Es mejor dejarlas enfriar y si, sois capaces, mejor dejarlas reposar 24 horas.

En mi casa, mi padre siempre hace garrapiñadas por Navidad. La almendra es el fruto seco protagonista de estas fechas.

Y bueno, quería publicar la receta antes de que llegáse el 24 de diciembre. He llegado justa, pero llegué.

María Jesús, hace tanto tiempo que pedíste la receta, pero mira, más vale tarde que nunca.

Si las haces algún día, me lo tienes que contar.

Va por ti.

DÁTILES CON QUESO AZUL

La mezcla perfecta. A mi no me gustaban los dátiles hasta que mi cuñada los hizo y los probé así.

Ingredientes:

Dátiles deshuesados
100gr de Queso azul

Preparación:

Con ayuda de un cuchillo rellenar los dátiles con un poquito de queso. Emplatar y listo para picotear.