CIERVO AL AJILLO. RECETAS DE CAZA.

ciervoalajillo

Este es uno de los sabores de mi vida. Desde pequeña me gustaba el sabor de la carne de monte guisada de este modo por mi madre y el olor en la cocina era una pasada.

Mis hijos también opinan lo mismo y cuando hago este plato, agarran el pan y hasta que no terminan con la carne y la salsa, no paran. Lo confieso, yo también hago un varios barquitos.

Muchas veces, cuando se interesan por lo que hay para cenar o comer y yo les digo que carne, siempre preguntan si es la de la abuela o la del carnicero.

La carne de monte es “la de la abuela” para ellos. Era mi padre quien salía de caza pero la abuela se encargaba de llevárnosla a casa.  Hoy, como mi padre ya va poco de caza, es mi hermano quien nos la regala, aunque mis hijos sigan diciendo que es de la abuela, y ella, encantada, claro.

Recuerdo que mi padre siempre nos decía que no había una carne más sana que la carne de monte porque esos animales comían lo que pillaban en el monte, y eso mismo, es lo que les digo a mis hijos ahora. Me alegra ver que saben valorarla y apreciarla por su sabor.

Aunque parezca lo contrario, no hay un amante mayor de los animales y el campo que un cazador. Pero bueno, eso es otro tema y aquí estamos para dar recetas, así que, voy al lío.

Decir que he utilizado carne de ciervo, pero perfectamente puedes hacer la misma receta usando cualquier otra carne.

Nunca entendí cómo mi madre podía dar una receta a ojo o diciendo eso de “se le echa lo que pida”. ¿Tan difícil era dar cantidades exactas?. Pues bien. Ahora me pasa lo mismo con esta receta pero intentaré orientarte un poco por si lo necesitas.

recetasconciervo

Ingredientes:

500g de carne de ciervo

6-7 dientes de ajo morado.

150ml de vino blanco (aproximadamente)

Sal

Tomillo (aprovecha el paseo por el monte para coger un poco)

Orégano (las hierbas si son frescas, mucho mejor)

Aceite de oliva virgen extra (si es de la variedad picual, perfecto)

Guindilla cayena (opcional, no la uso por los niños)

Pan para mojar

Elaboración:

Corta en rodajas la carne y la echas a un cuenco. El grosor va a gusto del consumidor. Si te gusta finita, no hay problema.

Corta los ajos por la mitad a lo largo y los añades a la carne. Échalos con su piel porque también aromatiza y da sabor.

Espolvorea el tomillo y el orégano.

Añade sal y un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.

Tapa el cuenco con film transparente y déjalo en la nevera entre 8 y 24 horas.

Cuando lo vayas a guisar, saca los ajos del marinado y fríelos en 2 o 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Si vas a usar cayena, es el momento de hacerlo.

Cuando estén dorados los ajos, añade la carne y cuando esté casi hecha, vierte el vino blanco.

Te he dado esa cantidad de vino pero si te soy sincera, lo echo a ojo. Debe quedar un pelín de caldo para que la carne cueza durante unos minutos.

Cuando el vino reduzca, apaga el fuego y sírvela en cazuelitas de barro.

Con un puré de patatas, unas patatas asadas o fritas, incluso con unas verduras al vapor o una ensalada, es un plato principal de lo más completo, pero también puede ser un aperitivo perfecto. Como tú lo veas…

recetasdecaza

Notas:

Si te han regalado carne de monte y nunca antes la habías cocinado, te aconsejo que no la pases mucho cuando la guises pues quedaría demasiado seca y algo dura. Es mejor hacerla poco para que quede jugosa.

Si haces esta receta, añade el vino en cuanto la carne esté dorada por ambas caras. Un par de minutos como mucho por cada lado.

Va por ti.

CARNE DE CIERVO EN SALSA MONTEÑA. RECETAS CON CARNE DE CAZA MAYOR.

recetasdeciervodevenado

En casa de mis padres hemos comido siempre mucha carne de monte y hoy, es mi hermano quien se encarga de seguir con la tradición. De vez en cuando, suele darme algo de carne de caza. A mis hijos y a mi nos encanta. De hecho, si a mi hijo Javier le preguntas qué tipo de carne le gusta más, dirá sin pensarlo dos veces que la de ciervo.

Le gusta que ase el solomillo (sin aceite ni nada) unos minutos en el horno para que quede tostado por fuera pero crudo y jugoso por dentro. Y luego, ya en el plato, lo corta en rodajitas y les espolvorea orégano, unos cristales de sal y les echa un hilo de aceite de oliva virgen extra. Dice que no hay cosa más rica que eso. Y gracias a su tío, de vez en cuando, se puede dar el capricho de comer ciervo o venado.

Hace poco me dió un solomillo de ciervo y recordé que había una receta en el libro “Las Recetas de Miel sobre Hojuelas”, del que te hablo aquí, que a parte de sencilla, tenía pinta de ser sabrosa…y no me equivoqué.

Usé solomillo pero la receta del libro era con lomo de ciervo aunque también se podría hacer con filetes de jamón. Incluso con jabalí o corzo.

recetasconciervovenado

Ingredientes: 

1 kg de solomillo de ciervo

1 cabeza de ajos morados

8 hojas de laurel

Harina para rebozar la carne

250ml de vino blanco

1 vaso de agua (si es un ejemplar joven, echa medio vaso)

Sal

Un chorro generoso de vinagre de Jerez (unos 80ml aproximadamente)

Aceite de oliva virgen extra

Elaboración:

Corta el lomo en filetes finitos. Sazona y rebózalos en harina.

Fríelos en aceite pero no los tengas mucho tiempo. Sólo el necesario para que la harina no quede cruda. Es casi vuelta y vuelta.

Una vez fritos y escurridos, los colocas en un cazo y reserva.

Por otro lado, echa dos cucharadas de aceite de oliva virgen extra a otra sartén y fríe las hojas de laurel junto a los ajos que previamente has pelado y cortado en láminas. Deben dorarse y quedar crujientes.

A continuación, vierte el vinagre y el vino blanco sobre los ajos fritos.

Cuando rompa a hervir, lo vuelcas todo sobre la carne.

Si lo crees necesario, echa también algo de agua.

Debes cocerlo tapado y a fuego lento hasta que la carne quede tierna y la salsa haya reducido bastante.

recetascarnedemonte

Notas:

Si tienes la carne congelada, córtala antes de que termine de descongelarse ya que así es mucho más fácil hacer filetes.

El tiempo de cocción depende de la dureza del ciervo.

El vinagre lo echo a ojo pero no utilices más de 100ml.

Va por ti.