VARIOS TRUCOS PARA PELAR PIMIENTOS ASADOS


1. Limpiar los pimientos con un paño húmedo, secarlos y untarlos ligeramente con aceite, asar en el horno.
Una vez asados, colocarlos en un plato hondo y tapar con otro plato.
Al enfriarse lentamente, la piel se separa de la pulpa y resulta más fácil de quitar.
2. Una vez asados, envolved los pimientos en papel de aluminio y dejarlos ahí hasta que se enfríen. Cuando empecéis a pelarlos, veréis que la piel sale sola.
3. Se untan con aceite y se asan. Después se meten en una bolsa de plástico que ataremos y una vez fríos, se pelan.
4. Hay quien los envuelve en un paño de cocina hasta que se enfrían.
En casa suelo usar el truco del papel de aluminio y funciona.
El resto de los trucos me los han dado en facebook. Un día puse una foto con los tres pasos a seguir con el truco que tengo y pedí más opciones.
Días después, decidí añadirlas a esta entrada.
Gracias a los seguidores del blog que contaron sus trucos en la página facebook de este blog.
Anuncios

Agradezco los comentarios :-)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s