TOSTA DE ANCHOAS CON PALMITO Y QUESO ROQUEFORT

diamundialdelatapa.jpgHace poco, Ricardo, de Cocina.es publicó un artículo dedicado a las tapas fáciles de hacer, y es que, en realidad, cuando tenemos que cocinar en casa aperitivos y canapés, preferimos recetas lo más sencillas posible y sobre todo, que resulten tapas cómodas de coger y de comer.

Esa es la línea de este blog de pinchos. Un blog dedicado a las tapas que son una forma de comer y que tienen su origen en España pero que en los últimos años se han extendido por todo el mundo.

Estaría bien que fuesen declaradas por la UNESCO como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Pero sigamos con los ingredientes de la tapa, que dicho sea de paso, no puede ser más oportuna, pues hoy se celebra el #DíaMundialdelaTapa

Ingredientes:

Queso roquefort

Palmitos

Anchoas del Cantábrico en Aceite de Oliva

Pan tostado

Opcional: perejil y pimiento del piquillo picado o unas lascas de trufa negra

tapasday

Elaboración:

Unta algo de queso roquefort sobre el pan tostado.

Coloca una loncha de palmito y encima una anchoa.

No puedes imaginar qué mezcla más rica.

Opciones:

  1. Usa tartaletas y también le puedes añadir unas lascas de trufa negra o, como yo, que tenía unas perlas de trufa y le coloqué algunas por encima. ¡Le van que ni pintadas!
  2. O puedes espolvorear algo de perejil y un poco de pimiento del piquillo picado.
aperitivosanchoapalmitoroquefort
Las perlas de trufa le dieron un toque muy agradable

Está rico tal y como lo ves en las dos primeras imágenes, pero con una de esas dos opciones, también queda estupendo, la pena es que no haya más fotos, pero a veces no da tiempo porque desaparecen.

Va por ti.

CONEJO DE CAMPO CON SALSA DE NATA AL AZAFRÁN DE LA MANCHA

Jamás he comido conejo de granja. Siempre de monte. Confieso que lo aborrecí siendo niña pero eso forma ya parte del pasado y a día de hoy valoro más que nunca la carne de caza. Todo se lo debo a mi padre y a mi hermano.

La caza es una actividad cinegética que tiene mucha importancia en Castilla-La Mancha. Guste o no guste, no quiero entrar en debate, hay que reconocer que es necesaria para mantener un equilibrio en la naturaleza.

Hoy, 31 de mayo, es el día de mi Comunidad Autónoma y qué mejor manera que celebrarlo con una receta que cuenta entre sus ingredientes con carne de caza y con azafrán de la Mancha.

Más sencilla no puede ser. Si quieres puedes añadir unas setas al sofrito y a lo mejor algo de coñac, pero así, tal y como te la voy a explicar, está como para echar una siesta, algo muy manchego también, justo después de comer.

Ingredientes:

1 conejo de monte (En mi caso, cortesía de mi hermano)

1 cebolla grande

200ml de nata líquida

6 a 8 hebras de azafrán de la Mancha con DOP

4 a 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (yo calculo una por persona)

Sal

Perejil (opcional)

Pan para mojar la salsa (no queda bien pero si hay que mojar, se moja)

Elaboración:

Una vez esté limpio el conejo, trocéalo en partes más o menos de igual tamaño.

Pon a calentar el aceite y fríe el conejo.

Retíralo del fuego y reserva.

En ese aceite, sofríe la cebolla que previamente has picado en brunoise y echa un pellizco de sal.

Mientras la cebolla se sofríe, muele las hebras de azafrán en el mortero y vierte ahí la nata para que coja color.

Cuando la cebolla esté lista, añade la nata y el conejo.

Deja que todo hierva a fuego medio hasta que la nata espese.

Rectifica de sal si lo crees necesario.

Una vez lo has emplatado, puedes espolvorear algo de perejil picado. (toma pareado)

¡A disfrutar!

Se me olvidaba… puedes sustituir la carne de conejo por la de pollo.

Va por ti.

APERITIVO CON QUESO MANCHEGO MARINADO, PAN TOSTADO CON HIERBAS AROMÁTICAS Y ENCURTIDOS

A veces nos complicamos la vida con los aperitivos y casi siempre, lo más sencillo es lo que más gusta.

Eso ocurre con la tapa de hoy.

La mezcla del pan tostado, el queso manchego tierno marinado y los encurtidos es un clásico que nunca falla y si lo acompañas con vino manchego, o como aquel día, con cerveza artesana elaborada en la Mancha, conviertes el momento del aperitivo en algo especial.

Ingredientes:

Queso tierno manchego

Romero

Tomillo

Hierbabuena

Orégano

Salvia

Aceite de Oliva Virgen Extra

Zumo de 1 limón

Cáscara de 1 limón

Pan

Ajo morado

Elaboración:

Cortas el queso manchego en dados iguales tamaño bocado y los echas a un cuenco.

Lavas a conciencia el limón y rallas la piel. Después lo exprimes. Lo mezclas todo con el queso.

Echas las hierbas que a ti te gusten.

Añades aceite de oliva virgen extra. La cantidad suficiente como para embadurnar bien el queso.

Lo tapas con film transparente y lo dejas en la nevera de 24 a 48 horas.

En el momento de tomar el aperitivo, majas en el mortero un diente de ajo morado, un pellizco de tomillo y un poco de romero. Añade 100ml de aceite de oliva virgen extra y mezcla bien.

Corta rebanadas de pan y con un pincel, las untas con el aceite del mortero.

Ásalas por ambas caras hasta que esté dorado.

Y ya sólo tienes que servir el pan en una fuente grande con el queso manchego, que habrás sacado del recipiente donde lo habías marinado, y algunos encurtidos, seguro que alguien te hace la ola.

Va por ti.